Mordeduras y rasguños de animales

La mayoría de las mordeduras y los rasguños de animales domésticos no son motivo de alarma. Sin embargo, algunos rasguños y mordeduras pueden ser graves. Algunos pueden infectarse o poner a la persona afectada en riesgo de contraer rabia. Por eso, lo ideal es consultar al proveedor de atención médica o solicitar atención médica.

Comunique cualquier mordedura grave a la oficina de control de animales o al departamento de salud de su localidad.

Cuándo acudir a la sala de emergencias

Una mordedura que apenas rompe la piel no suele ser motivo de preocupación. Pero solicite atención médica de emergencia si ocurre lo siguiente:

  • Tiene una herida profunda por punción o la piel gravemente abierta.

  • Tiene enrojecimiento, hinchazón o calor cerca de la herida.

  • Piensa que puede tener un hueso roto u otra lesión grave.

  • Fue atacado sin provocación por un animal que usted no conoce (hay que descartar la posibilidad de rabia).

  • Fue mordido por un gato doméstico o un animal salvaje, como un zorrillo, un mapache o un murciélago.

  • No tiene el bazo o tiene el sistema inmunitario debilitado.

Proveedor de atención médica aplicándole una inyección a una mujer en el brazo.
Le podrían poner un refuerzo contra el tétano.

Qué sucederá en la sala de emergencias

  • Le limpiarán e inspeccionarán cuidadosamente la herida.

  • Le tomarán radiografías si sospechan que el daño causado es profundo o que pudo haber quedado un trozo pequeño de diente del animal dentro de la herida.

  • Puede producirse una infección, en especial si tiene una mordedura de gato, una herida profunda o el sistema inmunitario debilitado. Es posible que le den antibióticos para ayudar a prevenir las infecciones.

  • Pueden ponerle la vacuna antitetánica si no la ha recibido en los últimos cinco años. Si existe la posibilidad de contraer rabia, pueden ponerle vacunas para protegerlo contra esta enfermedad.

  • Si tiene daños graves en el tejido o las articulaciones, pueden enviarlo a un cirujano plástico u ortopédico.

Seguimiento

Es posible que necesite ver a su proveedor de atención médica uno o dos días después de haber recibido el tratamiento de emergencia. Mientras tanto, esté pendiente de cualquier signo de infección, como pueden ser los siguientes:

  • fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta, o según le indique su proveedor de atención médica;

  • hinchazón;

  • enrojecimiento;

  • pus que supura de la herida.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.